• Reforestamos México

Una mujer con muchas aspiraciones


Por: Reforestamos México


Cuando llegamos al aserradero, propiedad de Pueblos Mancomunados de Oaxaca, nos recibió una joven mujer de 29 años. Magdalena López Marcos tiene toda una carrera dentro de la industria, es originaria de Cuajimoloyas y a los 15 años se fue a vivir al centro de Oaxaca en donde decidió trabajar porque ya no quiso estudiar. Su papá era trocero en la industria de los Mancomunados y preguntó si había vacantes para Magdalena, la respuesta fue positiva, sólo le pedían que supiera leer y escribir, además de que vieron un potencial en ella por tener iniciativa y ganas de superarse.


Fotografía: Reforestamos México


Su primer trabajo en este lugar fue como auxiliar documentadora, aquí tenía que ayudar para llevar el control de los metros cúbicos que entran a producción; después ingresó como la documentadora teniendo a su cargo el control de toda la madera aserrada de la producción. Sus ganas de querer salir adelante la impulsaron a aplicar para otros puestos dentro de la industria, así que con el paso de los meses ella estuvo como auxiliar de ventas, luego en facturación, después como jefa del área de patio hasta convertirse en la Gerente Industrializadora de Pueblos Mancomunados.


Se nota su experiencia al hablar, incluso se nota que conoce muy bien cada proceso de la industria. Fue muy amable cuando nos recibió y no dudó en brindarnos esta entrevista; nos contó que está casada y tiene dos hijos, uno de 5 años y uno de 10 meses, al que tiene que llevar a la guardería porque trabaja de 8 de la mañana a las 6 de la tarde. Nos confesó que le gusta mucho su trabajo porque está en contacto con la madera, además siempre se ha sentido atraída por temas referentes a la administración, producción, personal, en fin, le gusta todo lo relacionado con los procesos productivos.


Considera que a veces es difícil para las mujeres trabajar en el sector forestal porque generalmente predominan los hombres, sin embargo, ella ha aprendido a trabajar muy bien con sus compañeros en una relación en donde prevalece el respeto.

Magdalena se tuvo que despedir porque la solicitaban en otra área, se fue deseándonos lo mejor y con una gran sonrisa.


Esta historia surgió de un viaje para el intercambio de experiencias entre integrantes de UDEFAM y los Pueblos Mancomunados de Oaxaca y llegó a ti gracias a las aportaciones de los usuarios de Grupo Santander México.



Para conocer más de las acciones de Santander visita: https://servicios.santander.com.mx/comprometidos/

#Oaxaca #HistoriasDelBosque

0 vistas

© 2018 by Reforestamos México