Los bosques y los derechos humanos en el marco mundial de la biodiversidad posterior a 2020

*Por nuestras aliadas Amelia Arreguín y Claire Madarang del equipo de Women4Biodiversity, quienes participaron en las recientes negociaciones sobre el Marco Mundial de Biodiversidad posterior al 2020, llevadas a cabo en Ginebra, Suiza, el pasado mes de marzo.


Un enfoque basado en los derechos humanos, en la conservación y restauración de los bosques, y el uso de sus recursos en el marco mundial de la biodiversidad posterior a 2020, es esencial para que tanto la biodiversidad como la humanidad, que también forma parte de la biodiversidad, prosperen.


Acerca del Convenio sobre la Diversidad Biológica y el marco mundial de la biodiversidad posterior a 2020


El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) proporciona un marco legal global para la acción sobre la biodiversidad. Reúne a los países que son Partes de la Convención en la Conferencia de las Partes (COP), que es el órgano rector de la Convención que se reúne cada dos años, o según sea necesario, para revisar el progreso en la implementación de la Convención, adoptar programas de trabajo, para lograr sus objetivos y proporcionar orientación política.


El Convenio entró en vigor en 1993, con los objetivos de 1) la conservación de la diversidad biológica, 2) el uso sostenible de los componentes de la diversidad biológica, y 3) la distribución justa y equitativa de los beneficios que surgen de la utilización de los recursos genéticos recursos.


Actualmente, las Partes del CDB están negociando el marco global de biodiversidad posterior a 2020, un plan estratégico internacional para guiar la política de biodiversidad durante los próximos 30 años, con una visión donde “la humanidad viviendo en armonía con la naturaleza” en 2050. Este marco será adoptado en la Decimoquinta reunión de la COP del CDB, e implementado en sinergia con otros instrumentos ambientales.


En su proceso de negociación, los países se reunieron recientemente del 14 al 29 de marzo en Ginebra, en la tercera reunión del Grupo de Trabajo de Composición Abierta (OEWG-3) sobre el Marco, donde se tomaron algunas medidas para acordar los objetivos y metas del marco, así como los indicadores relevantes.


Enfoque basado en los derechos humanos que incluye una perspectiva de género


Para vivir en armonía con la naturaleza, la visión en curso del CDB, un enfoque basado en los derechos humanos (HRBA, por sus siglas en inglés) para el uso, la conservación y la gobernanza de la biodiversidad es un requisito previo. Esto significa que cualquier política o acción para regular las relaciones humanas con la naturaleza debe diseñarse y aplicarse no solo para evitar violarlas, sino también para garantizarlas activamente, y no al contrario de solo tomar en cuenta elementos ecológicos o económicos cuando se trata del diseño de políticas ambientales.


Un enfoque basado en los derechos humanos (EBDH) en el contexto ambiental significa que los derechos de todos a la tierra, a la autodeterminación, al agua y todos los demás deben ser respetados por igual. Además, EBDH ayuda a identificar y proteger a quienes han sido vulnerables a lo largo de la historia, es decir, las comunidades locales y los pueblos indígenas, la población rural y todas las personas que están al frente de la defensa y conservación de la naturaleza.


Dos pilares sólidos de EBDH son la igualdad de género y la equidad intergeneracional, que han sido llevados a las negociaciones por el Caucus de Mujeres - CDB de la ONU, así como por otros grupos importantes que se integrarán a lo largo del GBF.


Conservación con consideración de los derechos humanos


El marco mundial de biodiversidad (MMB) posterior a 2020 tiene 21 metas para la acción urgente durante la década hasta 2030.


El primer conjunto de metas, las Metas 1 a 8, se enfocan en reducir las amenazas a la biodiversidad, incluidos los ecosistemas de agua dulce, marinos y terrestres, que incluyen los bosques. Los objetivos incluyen cifras específicas, como la restauración del 20 por ciento de los ecosistemas degradados y la conservación del 30 por ciento de las áreas terrestres y marinas a nivel mundial.


Sin embargo, históricamente, la conservación ha afectado los derechos de las personas que viven allí. En el establecimiento de áreas protegidas, por ejemplo, los pueblos indígenas y las comunidades locales han sido expulsados ​​de sus hogares. Esto ha sucedido en los bosques.


La adopción de un EBDH en conservación garantizaría que se respeten los derechos de los pueblos indígenas. La versión actual del marco global de biodiversidad posterior a 2020 que se está negociando incluye la necesidad del consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas para las iniciativas de conservación en su área.


Ramiro Batzin, copresidente del Foro Internacional Indígena sobre Biodiversidad (FIIB), dice: “¡Respetando la territorialidad de los Pueblos Indígenas, respetando nuestro conocimiento y nuestras contribuciones, este marco tendrá éxito!”


Salvaguardar el uso sostenible


Las metas 9 a 13 del MMB posterior a 2020 cubren la satisfacción de las necesidades de las personas mediante el uso sostenible y la distribución de beneficios. Este grupo incluye muchos temas, como la gestión sostenible de especies silvestres terrestres, de agua dulce y marinas; espacios verdes y azules, para la salud y el bienestar humanos, la calidad del agua y del aire y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos.


La versión actual del marco que se está negociando incluye “mejorar la salud y el bienestar humanos mientras se salvaguardan los medios de vida de las comunidades rurales” y también “salvaguardar el uso sostenible consuetudinario por parte de los pueblos indígenas y las comunidades locales”.


Por lo tanto, si bien la caza o la recolección de una especie en particular puede estar prohibida en circunstancias normales, los pueblos indígenas pueden continuar practicando el uso sostenible. Esto es importante especialmente cuando esa especie es su fuente de alimento y es parte de su cultura.


Un marco para todas las personas


Mientras tanto, las metas 14 a la 21 hablan sobre las herramientas y soluciones para la implementación y la integración. Este conjunto cubre diferentes temas, como los impactos comerciales en la biodiversidad, la producción y el consumo sostenibles, la gestión de riesgos, los incentivos perversos y los recursos financieros. En particular, las metas 20 y 21 buscan cubrir las preocupaciones de los pueblos indígenas, y la Meta 21 también menciona a las mujeres, las niñas y las juventudes y sus derechos sobre las tierras y los territorios.


En el borrador actual que se está negociando se incluye una nueva meta, la Meta 22, propuesta por Costa Rica y apoyada por el Grupo de Estados de América Latina y el Caribe (GRULAC), así como por Costa de Marfil, Togo, Benin, Camerún y Tanzania durante las reuniones de Ginebra y aliados de otros grupos y organizaciones.


El texto propuesto para la meta independiente de igualdad de género dice: “Garantizar el acceso y los beneficios equitativos de las mujeres y las niñas de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, así como su participación informada y efectiva en todos los niveles de política y toma de decisiones relacionadas con la biodiversidad.”


Medidas inmediatas y ambiciosas de derechos humanos


“Existe evidencia irrefutable de que la única forma en que esto puede ser un instrumento fuerte es incorporando y asegurando un elemento fuerte de derechos humanos, respetando el papel de los Pueblos Indígenas y las Comunidades Locales, en el nuevo marco global de biodiversidad”, dijo Lucy Mulenkei, copresidenta del FIIB.


Sin embargo, queda mucho trabajo por hacer ya que, en las reuniones de Ginebra, a pesar de dedicar 3 semanas completas, los avances no fueron significativos. Todavía hay muchas posiciones diferentes entre países, por lo que en junio habrá una cuarta reunión de trabajo con el objetivo de llegar a más acuerdos antes de la COP 15 de la Convención. En materia de derechos humanos habrá que seguir insistiendo en que se incluyan diversos elementos tanto en los objetivos y metas como en el marco de monitoreo.


Referencias:

  • https://www.ohchr.org/sites/default/files/2022-03/Final_HumanRightsEnvironmentGenderEqualityKM.pdf

  • https://www.forestpeoples.org/en/report/2022/implementing-human-rights-BA

  • https://www.forestpeoples.org/en/press-release/IIFB-Ginebra-2022