Now Everyone Speaks the Same Language October 4, 2019

4 octubre, 2019

Share this note in your Social Networks


By Reforestamos México

Don Ely Mecinas’ home is one of the coziest places we visited; he and his family made us

feel at home. Upon arrival, they offered us a special chocolate drink made with water, which is only prepared for special occasions. This atole is characterized by its red foam, a product of annatto used in its preparation.

While enjoying this beverage, Don Ely shared his unique story with us. “I was one of those who didn’t believe in this project when they told me about it,” he declared. In 1995, architect Martín Ruiz Camino had a vision for the region: to start a new project that would enhance the beauty of the Oaxacan northern sierra through sustainable tourism. Many people rejected this initiative. “26 years ago, tourism started in the region after logging was set aside. It took me several years to trust in the project that was beginning to take shape for the community,” said Don Ely.

With the architect’s support, the first tourism project in the region was launched, and now it can be confirmed that the community of Benito Juárez, Oaxaca, is a pioneer in this field because they began welcoming tourists into people’s homes. In addition to the architect’s vision, the main street of the community bears his name.

Martín Ruiz Camino was not the only one who bet on the region. A teacher from Baja California brought 18 students to the community for internships, and they liked it so much that he returns every year with new students to initiate projects and exchange experiences with the people of Benito Juárez. Don Ely recounts that they have implemented projects such as mole and bread workshops, which are taught in the homes of the community members. However, what’s interesting is that tourists pay to experience living with them, with their families, according to their customs, without modifying or interfering with them.

Don Ely states that there is no unfair competition in the community because there is work for everyone. In his case, he and his family adapted some spaces in their house to accommodate tourists, but without modifying the original adobe and wood structure. In fact, he told us that he used the wood material with complete authorization from the surveillance council.

Don Ely recounts that tourism brought everyone in Benito Juárez and the Pueblos Mancomunados together because there is an income option for everyone by offering quality services.

While enjoying the organic food offered by his family, Don Ely told us about his process of accepting the tourism project and how all the members of the Pueblos Mancomunados don’t see each other as competition. Thanks to rural tourism, “now everyone speaks the same language.”

This story emerged from a trip for the exchange of experiences between UDEFAM members and the Pueblos Mancomunados of Oaxaca and reached you thanks to the contributions of Grupo Santander México users.

To learn more about Santander’s actions, visit: https://servicios.santander.com.mx/comprometidos/

#Oaxaca

#HistoriasDelBosque

Ahora todos hablan el mismo idioma

4 octubre, 2019

Comparte esta nota en tus Redes Sociales


Por: Reforestamos México

El hogar de Don Ely Mecinas es uno de los lugares más acogedores que conocimos, él y su familia se encargaron de hacernos sentir como en casa; al momento de llegar nos ofrecieron una bebida de chocolate a base de agua, que sólo se hace en eventos especiales, este atole se caracteriza porque su espuma es roja producto de un axiote que se utiliza para su elaboración.

Mientras disfrutábamos de esta bebida, Don Ely nos relató su singular historia, “Yo fui uno de los que no creían en este proyecto cuando me lo contaron”, sentenció. En 1995, el arquitecto Martín Ruiz Camino tuvo una visión para la región: empezar con un nuevo proyecto que realzara la belleza de la sierra norte oaxaqueña a través del turismo sostenible. Muchas personas se negaron a esta iniciativa, “Hace 26 años empezó el turismo en la región después de que se dejó de lado el aprovechamiento forestal, a mí me tomó varios años confiar en el proyecto que empezaba a plantearse para la comunidad”, dijo Don Ely.

Don Ely Mecinas, Mercedes es cocinera y porta un chaleco azul, Aurora hace el pan y usa un mandil color lila, Dora también es cocinera, es nuera de Don Ely y posó cargando a su hija, finalmente Efraín, esposo de Dora e hijo de Don Ely.

Con el apoyo del arquitecto se echó a andar el primer proyecto de turismo en la región y ahora se puede confirmar que la comunidad de Benito Juárez, Oaxaca es pionera en este tema porque aquí se empezó a recibir a los turistas en los hogares de las personas, además, el centro social se convirtió en el Turis Yuu, lugar con cabañas para dormir y convivir; amén de la visión del arquitecto, la calle principal de la comunidad lleva su nombre.

Martín Ruiz Camino no fue el único que le apostó a la región, un profesor de Baja California llevó 18 alumnos a la comunidad para que hicieran sus prácticas profesionales y les gustó tanto que año con año regresa con nuevos alumnos para iniciar proyectos e intercambiar experiencias con las personas de Benito Juárez. Don Ely relata que han implementado proyectos como los talleres de mole y pan, los cuales se imparten en las casas de las personas de la comunidad, sin embargo, lo interesante es que los turistas pagan por vivir toda la experiencia de convivir con ellos, con sus familias, de acuerdo a sus costumbres, sin modificarlas o interferir en ellas.

Don Ely cuenta que no hay competencia desleal en la comunidad porque para todos hay trabajo, en su caso, él y su familia adaptaron algunos espacios de su casa para recibir al turista, pero sin modificar la estructura original de adobe y madera, de hecho, nos contó que este último material lo utilizó con completa autorización del consejo de vigilancia.

Don Ely relata que el turismo unió a todos las personas de Benito Juárez y de los Pueblos Mancomunados porque para todos hay una opción de ingresos a partir de ofrecer servicios de calidad.

Mientras disfrutábamos de los alimentos orgánicos que nos ofreció su familia, Don Ely nos relató cómo fue su proceso de aceptación del proyecto turístico y cómo todos los integrantes de los Pueblos Mancomunados no se ven como competencia, pues gracias al turismo rural “ahora todos hablan el mismo idioma.”

Esta historia surgió de un viaje para el intercambio de experiencias entre integrantes de UDEFAM y los Pueblos Mancomunados de Oaxaca y llegó a ti gracias a las aportaciones de los usuarios de Grupo Santander México.

Para conocer más de las acciones de Santander visita: https://servicios.santander.com.mx/comprometidos/

#Oaxaca #HistoriasDelBosque